julio 18, 2006

Grabado



Silencio.
Extraño punto de ecuórea ausencia.
Desnudez total sin objeto
cayendo entera arte marina.
Definitiva,
única
y helada.

Nimbo vacío a flote
en olas de anilina.
Aferrado noray a la deriva.

Bore de antes;
de apenas;
de cartón.

Nao a la mar.
Alamar de luna.
Sereno.
Siempre placebo.


emil santos
Puebla, 2006

4 comentarios:

Paiki dijo...

El silencio como placebo de la ausencia, el silencio ante el olvido de un nombre: Betito.

Emil Santos dijo...

Hay ausencia en un nombre.
Hay silencio en Betito.

Paiki dijo...

El silencio que es una fiel huella del anonimato de su verdadera identidad.

Mientras tanto el diminutivo de Alberto quedará en nuestras memorias mientras el se quedó con una bolsita de sueños y viajes.

Emil Santos dijo...

El silencio es idéntico. Hay sueños fidedignos y verdades anónimas. Hay memoria de viajes y nombres. Quizá Beto tenga nuestra bolsa de diminutivos. Pero nosotros tenemos su identidad perpétua.