octubre 08, 2006

Mandarina


Tu
ombligo
es un
universo
de
mandarina
frente
al cual
me siento
cítrico
y
sideral.


emil santos
Puebla, 2006

2 comentarios:

Adawolf dijo...

Simplemente... un poema GENIAL. Bravo cuate, bravo!

Necia dijo...

a que sí, sencillo y feliz poema.